Frágil, contiene sueños



Querido niño, querida niña, no sufras más en la vida.



Tengo un bálsamo para tus heridas, por cada lágrima te regalo una semilla:



Si te invadió la tristeza, te doy la simiente de la alegría.



Si sentiste rabia o ira, planta la calma para que crezca en ti armonía.



Si te bloqueó la inseguridad, riega la autoestima y observa cómo crece la confianza en ti mismo, en ti misma.



Si sentiste dolor y frustración, mi semilla de caricias te hará sentir mejor.



Si fue miedo y preocupación, sin duda, aquí tienes la del amor.



Querido niño, querida niña, ojalá encontrara el remedio para tus heridas…



Ojalá pudiera allanar tu camino para que nunca perdieras el rumbo de tu destino.



Ojalá tus tiernas cicatrices se transformaran en sólidas raíces.



Ojalá pudiera entender la fragilidad de tus sentimientos, para que nunca pudieran quebrantarse tus sueños.



Querido niño, querida niña, tan solo puedo ofrecerte mis semillas. Siémbralas bajo tus viejas heridas y que el agua de tus lágrimas haga brotar emociones bonitas.



¿Acaso no es esto lo que mereces en la vida? Tú eres el bien más preciado, el futuro del pasado... Cultiva con tus semillas un bello jardín, y yo te acompaño de la mano para que seas feliz.



Escúchala:



|

Aviso legal | Política de privacidad